Sclerostar

 

Soy una esclerótica “normal”

 

Me he animado a apuntarme a esta iniciativa porque cada paso cuenta. No soy especialmente deportista en este momento, las circunstancias mandan, pero salgo cada día a pasear con Lola (mi perro). Así que hemos decidido que, ya sean paseos más largos o más cortos, nuestros pasos han de servir para algo. Lola y yo queremos donar nuestros pasos para que, algún día nuestra vida sea mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.